Go to Top

Declaración de la Junta Directiva de la SEFQ sobre el test del sudor

El test del sudor ha sido la piedra angular del diagnóstico de la Fibrosis Quística (FQ), desde que en 1959 se estableció el método estandarizado, conocido a partir de entonces por sus autores como método de Gibson y Cooke.
Pese a la clonación del gen de la FQ en 1989 y la identificación desde entonces de mas de 1500 mutaciones, supuesta o realmente causantes de FQ, el test del sudor continúa en el centro de todos los algoritmos diagnósticos  tanto para pacientes identificados a partir de programas de cribado neonatal, como por sus sintomatología clínica o historia familiar(1-3).
La mayoría de los falsos positivos o negativos del test del sudor se deben a que éste es realizado incorrectamente. La trascendencia para el paciente y su familia de un error en el diagnóstico es inmensa.
Ante la posible comercialización de equipos  de laboratorio para la realización del test del sudor mediante tecnologías “alternativas” o “novedosas” La Junta Directiva de la Sociedad Española de Fibrosis Quística (SEFQ) expresa su preocupación acerca de que el uso de estos equipos pueda producir un incremento en los errores diagnósticos y desea recordar que :
1-  Un test del sudor aceptable para la confirmación del diagnóstico, no se basa  en el empleo de tal o cual aparato, sino en el seguimiento al pie de la letra de la única metodología validada para el diagnóstico (1-3).
2-  Esta metodología consiste básicamente en tres pasos : 1- Estimulación de la sudoración en el antebrazo, únicamente mediante iontoforesis de nitrato de pilocarpina. 2- Recogida durante 30 minutos del sudor, mediante únicamente uno de dos métodos : papel de filtro o gasa prepesados según la descripción original de Gibson y Cooke. o disco cóncavo conectado a tubo espiral de plástico (sistema Wescor Macroduct) .3 Determinación en Laboratorio de la Concentración de Cloro (no solamente medición in situ de la conductividad eléctrica del sudor), mediante únicamente “coulometría” o “coulombimetría” es decir la medición de la concentración de cloro a través de la diferencia de potencial generada por la concentración de cloruro que se forma por la exposición de un electrodo de plata a la muestra de sudor. La muestra  debe tener como mínimo 75 mgs (método de Gibson y Cooke) ,o 15 µls (Macroduct).Para la medición de la concentración de cloro mediante este método se deben usar cloridómetros para micromuestras , que están disponibles comercialmente .
Se dispone de guías detalladas  para  la realización adecuada del test del sudor (4).
La Junta Directiva de la SEFQ facilitará la información necesaria a quien se la solicite y contestará con gusto posibles dudas o preguntas relacionadas con esta cuestión.

En Barcelona a 27 de Junio de 2011