Go to Top

Entrevista a Blanca Ruiz, presidenta de la Federación, sobre la situación de Orkambi y Symkevi

Blanca Ruiz, presidenta de la Federación Española de FQ, responde a varias preguntas sobre la situación actual en la que se encuentra el proceso de financiación de estos nuevos medicamentos en nuestro país y explica las acciones que está llevando a cabo la Federación Española de Fibrosis Quística para tratar de lograr su aprobación.

 

En Canarias la consejería de Sanidad ha aprobado su financiación de forma unilateral (ante la falta de respuesta del Ministerio de Sanidad), pero parece que los pacientes todavía no lo están recibiendo. ¿Estáis al corriente de esta situación? ¿Con quién estáis en contacto?

Sí, estamos al corriente. Desde el principio hemos estado en contacto con la Fundación Canaria Oliver Mayor contra la Fibrosis Quística, asesorándoles cuando lo han necesitado para sus reuniones con la Consejería de Sanidad, y ellos nos han mantenido siempre informados de los pasos que se iban dando. Con la plataforma “Defensa de los derechos para la Fibrosis Quística Orkambi y Symkevi” hemos entablado contacto en las últimas semanas, nos han pedido apoyo y se lo estamos dando. Querían saber si podíamos ayudarles a saber qué está ocurriendo con el Orkambi que no llega a los hospitales y tenemos constancia de que, a día de hoy, el laboratorio no ha recibido ningún pedido desde Canarias. De hecho, en algún hospital de Canarias siguen haciendo las pruebas a los pacientes para dar un número más exacto de los receptores del fármaco. Desde Canarias nos comunican una falta de coordinación entre la Consejería y los hospitales, que no han recibido ningún procedimiento de actuación y cada uno está llevando un ritmo diferente en el proceso de evaluación.

 

 La ministra de Sanidad afirmó ayer que la incorporación del fármaco Orkambi dependerá de su coste-efectividad. ¿Qué opinión tenéis al respecto?

Esta excusa llevan explicándonosla en las reuniones desde el último año. Se enrocan en que el medicamento apenas mejora el FEV1 de los pacientes, sin tener en cuenta la reducción de las exacerbaciones pulmonares, número de ingresos, tratamientos con antibióticos… y por supuesto la mejora de la calidad de vida de los pacientes, que es algo indiscutible. De momento, en España sólo se está suministrando el medicamento como uso compasivo, pero lo que necesitamos es que lo tomen todos los pacientes para los que está indicado (sin necesidad de tener menos de un 40% de capacidad pulmonar), para que la enfermedad no siga su evolución y se puedan quedar tal y como están ahora. A estas alturas es incomprensible que el Ministerio de Sanidad no tenga en cuenta la experiencia clínica de estos años con el medicamento, tanto en España como en el resto de países, para decidirse a financiarlo. A día de hoy, digan lo que digan, el medicamento no llega a las personas con Fibrosis Quística por el dinero.

(Podéis escuchar aquí las declaraciones de la Ministra de Sanidad sobre el tema y la respuesta por parte de Juan Da Silva, vicepresidente de la Federación y padre de una niña con FQ que está tomando Orkambi. Programa “Las Mañanas de RNE”, 1 de febrero. Minuto 29:22). 

 

La presión mediática sobre este tema está aumentando y las familias están saliendo a la calle. ¿Creéis que esto obligará a los políticos a dejar de ignorar la situación?

Las familias estamos decepcionadas y desesperadas con este tema y es comprensible que cada vez más personas salgan a protestar. Por nuestra parte, respetamos todas las iniciativas individuales que se están llevando a cabo, pero continuamos con nuestra lucha colectiva, con el apoyo de los médicos en las gestiones administrativas y dando a conocer el problema en los medios de comunicación. Es importante que la información que publiquen los medios sea veraz y contrastada, porque hemos leído algunas informaciones últimamente que no son ciertas, como que Symkevi ya está financiado en otros países de Europa o que no hay ningún modulador CFTR financiado en España. Symkevi tiene la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento desde noviembre de 2018 y en este momento el laboratorio está iniciando las negociaciones sobre el proceso de reembolso con los diferentes gobiernos. Y Kalydeco está financiado en nuestro país desde 2015 y lo están recibiendo una docena de personas. Además, actualmente todos los pacientes que están recibiendo Orkambi en España lo hacen por la vía del uso compasivo.

 

La Federación ha convocado una nueva manifestación para el día 23 de marzo en Madrid frente al Ministerio de Sanidad y el laboratorio Vertex. ¿Por qué habéis elegido ese día en concreto?

Muy a nuestro pesar, nos vemos abocados a salir nuevamente a la calle. Las reuniones mantenidas están en una situación de bucle en donde volvemos a oír los mismos argumentos sin soluciones por ninguna de las partes (Ministerio de Sanidad y laboratorio). La Directora General de Farmacia no asistió a la última reunión a la que nos convocó la semana pasada, lo que ha provocado nuestra indignación, ya que entendemos que la situación se está alargando de forma intencionada y no se están tomando las decisiones, lo que está llevando a las comunidades autónomas a que tengan que tomar iniciativas propias para resolver lo que desde el Ministerio de Sanidad no se quiere ver.

Dentro del colectivo sabemos que hay controversia sobre que la manifestación se realice en sábado en lugar de un día entre semana. Somos conscientes de que los sábados el ministerio y el laboratorio están cerrados, pero lo que queremos es movilizar a la mayor cantidad de gente posible y que eso se vea en los medios de comunicación, como ocurrió en la pasada manifestación del 8 de septiembre, que tuvo gran repercusión mediática. Por supuesto, nuestra intención es seguir saliendo a la calle hasta que aprueben estos medicamentos y animamos también a las asociaciones a hacerlo en cada una de sus comunidades, ya sea entre semana o en fin de semana. Lo importante es hacernos visibles y que escuchen nuestras demandas. Llevamos demasiado tiempo esperando y haciendo las cosas por la vía del diálogo, que hasta el momento no ha dado ningún fruto.

 

 ¿Qué pasos está dando actualmente la Federación para tratar de que se apruebe la financiación de los nuevos medicamentos?

Hemos solicitado al Defensor del Pueblo, junto con el resto de asociaciones, que intermedie en esta situación de inequidad en la que nos encontramos. Estamos manteniendo reuniones con la Dirección General de Farmacia y con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, con el fin de acelerar los procesos de aprobación del Symkevi para mayores de 12 años y la ampliación de Orkambi para mayores de 6 años. La Directora General de Farmacia, concretamente, nos ha convocado con urgencia a una reunión el próximo martes 5 de febrero. Además, estamos mantenido reuniones con las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas que tienen voz y voto dentro del Consejo Interterritorial de Fijación de Precios a través de las asociaciones de esas comunidades autónomas. Hemos solicitado una reunión con la ministra de Sanidad y, aunque ya nos la han confirmado, a día de hoy estamos pendientes de que nos den fecha. Por otra parte, nos estamos poniendo en contacto con los portavoces de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados y el Senado. También le hemos hecho llegar nuestra preocupación a Su Majestad la reina Letizia, que siempre ha estado muy implicada con las enfermedades raras y la Fibrosis Quística.

Respecto a las comunidades autónomas, estamos estudiando la opción que ha llevado a cabo la Fundación Oliver Mayor en Canarias, solicitando que la Consejería de Sanidad se haga cargo del coste del medicamento contra sus presupuestos. Sabemos que de momento los pacientes en Canarias no lo están recibiendo, pero si finalmente lo hicieran, sería una forma de que las comunidades presionaran después al gobierno central para aprobar su financiación a nivel nacional.