INVESTIGACIÓN

Casi el 50% de los pacientes crónicos presentan dificultad con el uso de la tecnología en su interacción con el sistema de salud, según la POP

cronicidad y estrategias de esalud

El 47% de los pacientes crónicos tienen dificultad con la tecnología a la hora de interactuar con el sistema de salud, existiendo importantes diferencias por grupos de edad (78% mayores de 70 años; frente al 17% en personas menores de 40). Esta es una de las conclusiones del Informe ‘Cronicidad y estrategias de E-Salud: la importancia del perfil digital’ elaborado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), en colaboración con la consultora IQVIA, con el objetivo de conocer el perfil digital de los pacientes crónicos y cómo interaccionan con el sistema de salud. Para su elaboración se han realizado un total de 800 entrevistas a pacientes diagnosticados con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o asma, diabetes, riesgo trombótico y patologías derivadas de trasplantes.

El estudio revela que el nivel de alfabetización digital de los pacientes crónicos es muy variable, lo que dificulta su capacidad para utilizar adecuadamente las herramientas tecnológicas en los perfiles menos digitales. Durante la presentación del informe, el director general de la POP, Pedro Carrascal, afirmó que la implementación de estrategias de e-salud ha permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes crónicos, brindándoles acceso a información y servicios médicos de manera más rápida y eficiente, “pero para que estas estrategias sean efectivas, es fundamental que los pacientes posean las habilidades digitales que les permitan aprovechar las herramientas disponibles”.

Por su parte, la Thought Leadership Director de IQVIA España Laia Aguilar, comentó que “la clave de este estudio ha sido identificar 800 personas diagnosticadas y en tratamiento para alguna de estas patologías a través de 400 farmacias distribuidas por toda la geografía, que colaboran con IQVIA habitualmente. De esta manera nos aseguramos de que las conclusiones de este estudio son un fiel reflejo de la realidad”.

Género, edad y nivel socioeconómico

El informe también señala que el género y la edad son los factores más relacionados con el uso de la tecnología. Los hombres muestran mayor aversión que las mujeres a la tecnología en todos los grupos de edad.

En cuanto al rango de edad destaca que en el 74% de los mayores de 70 años piden cita a su médico presencialmente. En cambio, los pacientes más jóvenes se sienten más agiles al utilizar móviles e Internet, y son capaces de sacar mayor provecho a las herramientas de e-salud. Destaca que solo un tercio de los pacientes menores de 40 utilizan exclusivamente la vía presencial para solicitar cita previa con su médico.

En el análisis de entornos socioeconómicos se observa que en los perfiles bajos la tecnología supone una barrera al acceso de las herramientas de e-salud.  Asimismo, el consumo de medicamentos por habitante para las patologías seleccionadas disminuye a medida que aumenta el nivel socioeconómico. Esto probablemente se explica por los hábitos de vida más saludables en entornos de nivel socioeconómico más alto.

En este punto, las conclusiones del informe apuntan que es necesario un esfuerzo para mejorar el nivel de alfabetización digital en estos entornos y realizar una implementación gradual, pasando por un modelo de asistencia sanitaria mixta, donde coexistan canales digitales y tradicionales. “Esto garantizará un acceso equitativo a la e-salud, y también empoderará a los pacientes crónicos y promoviendo su participación activa en la gestión de su propia salud”, concluyen desde la POP. Estas conclusiones son similares a las obtenidas en el informe del pasado mes de diciembre del Observatorio de la Atención al Paciente 2023 enfocado en la Situación de la Salud Digital en el Sistema Nacional de Salud realizado por la POP.

FEFQ
FEFQ