Go to Top

Fibrosis Quística: consejos para el verano

Hoy comienza el verano, una de las estaciones del año más delicadas para las personas con Fibrosis Quística, que deben protegerse del calor como un grupo de riesgo y tomar medidas para prevenir la deshidratación.

Desde la Federación Española de Fibrosis Quística, hemos creado un decálogo de pautas para ayudar a disfrutar de esta época del año y evitar sus posibles efectos adversos.

  1. Lleva ropa clara
  2. Ventila a primera/última hora
  3. Bebe, no esperes a tener sed
  4. Evita las bebidas con cafeína
  5. Procura ir a lugares frescos
  6. Aumenta el consumo de zumos
  7. Evita el alcohol
  8. Evita esfuerzos intensos
  9. Toma suplementos de sal
  10. Aporte extra de potasio

 

Durante los meses de verano es frecuente que las personas con Fibrosis Quística presenten deshidrataciones graves asociadas a pérdidas aumentadas de sal por sudor (sodio, cloro y potasio).  Una complicación ligada a la enfermedad debida a una importante pérdida de sal y de agua por el efecto acumulado de una fuerte sudoración y de una elevada concentración de sal en el sudor.

Así que, recuerda: ¡cuídate y disfruta del verano!