Go to Top

12 píldoras informativas sobre la Fibrosis Quística. FEBRERO: Investigación en enfermedades raras

Este mes se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras, cuyo objetivo es concienciar sobre las patologías poco frecuentes y poner en valor la investigación para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las mismas. La baja prevalencia de estas enfermedades hace que no resulten prioritarias para la investigación biomédica.

Tal y como señala la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) en el “Estudio de situación de la investigación en enfermedades raras en España” elaborado en 2017, la falta de investigación sobre nuevos fármacos por parte de la industria farmacéutica se debe a la falta de formación especializada, la carencia de trabajo en red, el poco atractivo comercial, la falta de centros especializados y la escasez de recursos.

A estas dificultades se les suma el hecho de que la inversión media para desarrollar un Medicamento Huérfano (MH) es de 1.500 millones de euros. Se tarda unos 12 o 13 años desde la síntesis de un fármaco potencial hasta su comercialización. Y sólo 1 de cada 100.000 moléculas investigadas llega al mercado. Existe poco interés por parte de las empresas farmacéuticas en invertir recursos en la investigación de unas patologías que, dada su rareza, no van a proporcionales grandes beneficios, o que simplemente no podrán compensar las inversiones realizadas.

También está el hecho de que cuando se encuentra un tratamiento eficaz para alguna de estas enfermedades, su precio suele ser muy elevado, con lo que resulta inaccesible para las economías privadas, y difícil de asumir para los servicios públicos de salud, como hemos podido ver los últimos años con el medicamento Orkambi y las complicadas negociaciones entre el laboratorio Vertex y el Ministerio de Sanidad. Con ello se produce un último proceso de discriminación, en la asistencia y el tratamiento a pacientes con enfermedades raras.


La investigación en Fibrosis Quística en los últimos años: camino hacia la cura

En EEUU, la Fundación de Fibrosis Quística (CF Foundation) fue la impulsora de las primeras investigaciones que han dado como resultado los medicamentos de Vertex Pharmaceuticals moduladores de la proteína CFTR en determinadas mutaciones y que han sido la esperanza para miles de personas con FQ: Kalydeco, Orkambi, Symkevi y Trikafta.

Ahora, a través de su proyecto “Path to a cure” (Camino hacia la cura) explican las tres estrategias centrales de investigación en las que se está trabajando para lograr la curación de la enfermedad.

“El viaje para terminar con la Fibrosis Quística no es una línea recta. Es un mapa en evolución con muchos caminos y desafíos únicos. Requiere una agenda de investigación ambiciosa para acelerar los tratamientos y el desarrollo de fármacos para la causa subyacente de la enfermedad y, en última instancia, proporcionar una cura”, señalan desde CF Foundation.

“Creemos firmemente que nuestro trabajo más importante y desafiante aún está por delante. Vemos una oportunidad sin precedentes para identificar y avanzar en los tratamientos para la causa subyacente de la FQ y ofrecer una cura para cada persona con la enfermedad, y utilizaremos todas las herramientas disponibles para avanzar en la investigación que nos llevará allí”, afirman.

“Path to a cure” se basa en tres estrategias centrales para abordar la causa subyacente de la FQ y conseguir una cura para todas las personas que viven con la enfermedad:

  1. Reparar la proteína CFTR cuando no funciona correctamente.
  2. Restaurar la proteína CFTR cuando no existe.
  3. Reparar o reemplazar la mutación genética subyacente para abordar la raíz de la FQ.

En fases más iniciales de investigación están numerosas moléculas para pacientes (10-20% según las distintas poblaciones) cuyo genotipo requiere sintetizar proteína CFTR madura (mutaciones raras y clase I o VII fundamentalmente, no asociadas a F508del), en los que se precisan tratamientos más complejos dirigidos a corregir ARN o editar el gen a nivel de la traducción y transcripción proteica respectivamente.

Cada enfoque requiere un conjunto diferente de herramientas y conocimientos científicos, lo que lleva a CF Foundation a reunir a investigadores y líderes de la industria de una gama de disciplinas para avanzar en múltiples áreas de investigación en paralelo, impulsando el progreso hacia el objetivo de hacer que haya una cura para la FQ.

Cada vez van apareciendo más investigaciones de diferentes laboratorios relacionadas con moduladores de la proteína CFTR. Este es el caso del proyecto HIT-CF (en el que participa el Hospital Vall D’Hebron), donde se probarán tres moduladores del laboratorio Proteostasis Therapeutics, que hayan dado resultados positivos en organoides, para pacientes con mutaciones raras que aún no cuentan con tratamiento específico.

Además, Proteostasis también está llevando a cabo un estudio con una triple combinación (potenciador dirocaftor, corrector posenacaftor y amplificador nesolicaftor) con buenos resultados sobre la función pulmonar en pacientes con FQ F508del homocigotos y heterocigotos.

Por otra parte, el laboratorio Enterprise Therapeutics ha desarrollado el compuesto ETX001, que podría ser una prometedora terapia para la FQ al abrir el canal de cloruro TMEM16A (una ruta alternativa para equilibrar los niveles de sal / agua en la superficie de las células). Por lo tanto, sería adecuado para todos los pacientes independientemente de su mutación CFTR. Enterprise Therapeutics es una compañía con sede en el Reino Unido que presentó su trabajo en el Congreso de Cystic Fibrosis Trust en septiembre de 2019. Sus ensayos de fase inicial se realizarán en el Reino Unido en 2021.

84019219_10157803090557492_2467055491432316928_o

Otros laboratorios que han estado desarrollando investigaciones sobre posibles fármacos para tratar la causa subyacente de la FQ son Galapagos y Flatley.

El hecho de que, en un futuro próximo, puedan salir al mercado nuevos fármacos eficaces para tratar el defecto de la proteína CFTR y que compitan con los medicamentos ya aprobados de Vertex Pharmaceuticals, puede propiciar un abaratamiento en el precio de los fármacos para la FQ, como ya ocurrió en el caso de la hepatitis C.


La investigación en España: enfermedades raras y Fibrosis Quística

Tal y como explican desde FEDER, “existe dificultad para recoger información sobre investigación en España: dónde se está investigando, qué se está investigando y qué financiación se destina a esta investigación. Es complejo poder dar una información general en este ámbito ya que está muy fragmentada, no hay recogida sistemática de la misma y no son homogéneos los criterios empleados para recogerla”.

No obstante, el Instituto de Salud Carlos III recogía en su publicación “Enfermedades raras” de 2016 que España fue uno de los países pioneros a la hora de lanzar iniciativas nacionales para incentivar la investigación sobre enfermedades raras, ampliar el conocimiento y mejorar la calidad y esperanza de vida de las personas con enfermedades poco frecuentes y sus familias.

En la Federación Española de Fibrosis Quística hemos elaborado, con la ayuda de las asociaciones de FQ de las distintas comunidades autónomas, un listado de investigaciones relacionadas con la Fibrosis Quística que se están desarrollando actualmente en España y que está disponible en nuestra web.

investigacion fq

También se pueden consultar, a través del Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), los ensayos clínicos desde 2013 (ya realizados o en curso) relacionados con alguna enfermedad concreta, por ejemplo, la Fibrosis Quística. Se pueden ver los que están reclutando pacientes en este momento, en qué hospitales, qué laboratorio lo está haciendo, etc. Y, en algunos casos, los estudios finalizados permiten descargarse el informe de resultados.

Por otra parte, el Instituto de Salud Carlos III, en su publicación “Enfermedades raras” identificaba como dificultades metodológicas para la investigación en este campo: el bajo número de casos, la gran heterogeneidad de estas enfermedades, la detección de factores de riesgo de baja frecuencia y los problemas de reclutamiento de pacientes. También, afirma, “las enfermedades raras no son fácilmente identificables en los sistemas de información sanitaria debido a que los métodos de clasificación que se utilizan no son específicos, o no están orientados al buen reconocimiento de estas enfermedades, y a que coexisten distintos sistemas de clasificación”.

En el caso de la Fibrosis Quística, en 2018 se publicó el primer Registro Español de Pacientes con Fibrosis Quística, coordinado por el Dr. Carlos Vázquez tras muchos años de esfuerzo y dedicación. Un registro con datos rigurosos y concretos, que han sido proporcionados por las distintas unidades de Fibrosis Quística españolas, gracias a la labor de sus profesionales y también de las familias participantes. Con la elaboración de este necesario registro, tenemos una mayor información sobre las necesidades reales y actuales de las personas con Fibrosis Quística en nuestro país, además de facilitar el reclutamiento de pacientes candidatos para participar en estudios multicéntricos de investigación y conocer también los resultados colectivos de los mismos.

IMG-20181108-WA0016

Otra herramienta muy útil de que disponemos en el campo de las enfermedades raras es Orphanet, un portal europeo de información sobre enfermedades poco frecuentes y medicamentos huérfanos. Cuenta con un listado de enfermedades raras, informes sobre datos epidemiológicos, listado sobre medicamentos huérfanos, registros de enfermedades raras en Europa o un listado sobre infraestructuras de investigación útiles para las enfermedades raras en Europa.